La jornada Rodando Páginas, los libros van a las pantallas nace con el fin de estimular la creación audiovisual y fomentar la difusión de obras literarias. Se trata de lograr sinergias entre los sectores audiovisual y editorial, de forma que las obras literarias tengan la posibilidad de adaptarse al lenguaje audiovisual y llevarse a las distintas pantallas.

Por ello, si eres titular de los derechos una obra literaria con potencial para adaptarse a alguna pantalla (cinematográfica, televisiva, móvil, videojuegos, realidad virtual, etc.), lee nuestras bases y rellena nuestro formulario antes del 10 de diciembre de 2018. De entre todas las obras presentadas, un Comité de expertos seleccionará un máximo de 15 que se presentarán el próximo 28 de febrero de 2019 ante un público compuesto por productoras audiovisuales en busca de nuevos contenidos.

¿Y tú qué libro quieres ver en tu pantalla?

Si necesitas cualquier aclaración no dudes en ponerte en contacto con nosotras en la siguiente dirección info@amaudiovisual.es


La primera edición de Rodando Páginas, tuvo lugar el 1 de marzo de 2018 en la Casa del Lector, donde se presentaron las 14 obras seleccionadas por un comité de expertos del sector audiovisual. De entre las 89 obras literarias presentadas en esta primera edición, se escogieron las 14 obras (novela, novela gráfica, literatura juvenil e infantil) con mayor potencial para ser adaptadas a las distintas pantallas audiovisuales (cinematográfica, televisiva, videojuegos, web, etc.), de las cuáles al menos tres ya han cerrado acuerdos para su adaptación.

En la primera edición de Rodando Páginas, se acreditaron 272 profesionales del sector audiovisual, que durante todo el día acudieron a los pitch en los que los que descubrieron las 14 obras seleccionadas.

Además, se celebró la mesa redonda Los libros van a las pantallas, donde se trataron diversos aspectos de las adaptaciones literarias: asuntos legales ligados a la propiedad intelectual, los retos a los que se enfrentan los creadores, así como los mecanismos para negociar los contratos que contemplan las opciones de adaptación.